Consejos de Prevencion con la Electricidad

Precauciones con la electricidad

Cuando nos hablan de precauciones con la electricidad, al menos a las mujeres, lo primero que nos viene a la mente son los niños. ¿Por qué? Pues muy sencillo. Durante sus primeros años de vida, los niños son los mayores descubridores del universo. Claro está que es para ellos. Se pasan días y días buscando zonas nuevas donde poder gatear o tocar algo que hasta entonces para ellos era desconocido.

Lo más cercano y que todos sabemos que tiene un gran poder de atracción en el hogar son los enchufes. Tomas de LUZ donde los niños parece que tienen un imán. Pues sí, esta sería una de las primeras precauciones que como madres o padres deberíamos tomar en el hogar. Las precauciones con la electricidad nunca son suficientes con estos renacuajos, por lo que os aconsejamos que pongáis ENCHUFES PROTECTORES en todas las zonas de la casa donde se vayan a poder mover; y donde no también, por si acaso.

precauciones-seguridad-electricistas-madrid

Otras de las grandes preocupaciones con la ELECTRICIDAD es el robo de la luz. Con la subida de precios que vamos teniendo años tras, todos los gastos los acusamos más, sobre todo la luz, por lo que si habéis notado una subida de luz considerable en vuestra factura; lo mejor es que os acerquéis a ver los contadores de la casa o del complejo y miréis que todos los cables estén en perfecto estado. Son muchos los listillos que intentan aprovecharse de los vecinos cogiéndoles la luz y el agua por lo que las precauciones en la electricidad nunca son suficientes.

Otras de las cosas que hay que tener muy en cuenta a la hora de tomar precauciones con la electricidad son sobre todo la cantidad de electrodomésticos que dejamos enchufados cuando nos vamos a trabajar o en vacaciones. Es muy fácil dejar la tele en Stand by, dejar los cargadores de los móviles y de los portátiles cargando, dejar la consola conectada o simplemente el radiocasete.  Las precauciones que debemos tomar con la electricidad son siempre importantes, ya no sólo por el agosto, si no porque nos podemos dejar aparatos encendidos y provocar algún susto innecesario.

Y por último, las precauciones con la electricidad y nuestras mascotas. Esos pequeños seres que están cerca de los cables y que también tienen tendencia a descubrir que ocurre si muerden un cable o se acercan a un aparato calentito. Lo más normal es que si tienes un gato o un perro en sus primeros meses quiera acercase a morder cables. Hay que tener siempre la precaución de que no estén conectados a la electricidad y aún más, intentar que no lleguen a los cables internos con los que se podrían electrocutar.