Ahorrar Electricidad en Verano

Consejos para ahorrar electricidad en verano con aparatos eléctricos

Por regla general en verano vemos el recibo de la luz con un incremento bastante notable, en los meses de más calor, el funcionamiento de los aires acondicionados, para conseguir un bien estar, hace que nuestras facturas puedan subir por encima de nuestro presupuesto. Por este motivo queremos ofrecerles este articulo para hacer que este incremento sea lo más reducido posible, por el bien nuestro y por el del entorno, el medio ambiente es fundamental cuidarlo y no hace falta excesivas atenciones.

Electricistas en Madrid: Climatización

Debemos evitar en lo posible las pérdidas de climatización, tanto en hogares como en centros de trabajo, una buena estanqueidad hace que la regulación de temperatura de los aparatos de aire sea lograda en menor tiempo posible y el aparato no esté funcionando constantemente. Para dicho aislamiento se pueden colocar en los marcos de las puertas y ventanas aislantes de pvc o de esponja, con ello conseguiremos que esas pequeñas rendijas no hagan de vía de fuga tanto para el frío como para el calor. Cuando estos aislantes están deteriorados hay que sustituirlos para mantener dicho aislamiento. Por las partes bajas de las puertas también entrar muchas corrientes de aire, sobre todo por la que separa nuestro recinto del exterior; debemos instalar alguna lámina, de caucho por ejemplo, para frenar esa entrada o salida de temperatura. También podemos poner un felpudo alto para que la rendija quede cubierta.

En los aparatos eléctricos también hay opciones para conseguir llegar a la temperatura deseada antes, los aires acondicionados tienen unas rendijas basculantes, lo ideal es ponerlas orientadas hacia el techo, ya que el aire caliente se acumula arriba de las habitaciones y enfocando los chorros de aire en esa dirección obligamos a que circule el aire y la estancia llegue a los grados deseados en menor tiempo. En invierno se debe de invertir.

electricistas-madrid-ahorrar-electricidad

Para ventilar las viviendas, con 10 o 15 minutos es bastante, en verano, debemos hacerlo a primeras horas de la mañana o por la noche para que el calor no entre dentro, después debemos cerrar persianas y ventanas para evitar el calor exterior.

El aire acondicionado debe estar en un rango de temperatura entre 24º y 26º, será suficiente y tendrá un clima agradable. Si la temperatura exterior no es muy elevada, debemos utilizar la función antihumedad, en verano molesta más la humedad que el propio calor, a veces, reduciendo la humedad es bastante.

En los lugares de la vivienda donde no vaya a permanecer, cierre las puertas para que en los que si consiga la temperatura antes, se pueden utilizar ventiladores complementarios para distribuir el aire frío a distintos lugares.

Si no dispone de aire acondicionado y quiere adquirir uno, la tecnología inverter hace que el consumo de energía sea menor.

Si hemos comprado una casa nueva o estamos reformándola es recomendable aislar paredes y techos, ahorraremos mucha energía, tanto en verano como en invierno.

Cuando no se vaya a estar en casa hay que desconectar el aire acondicionado, no se debe poner a una temperatura muy baja, no por hacer esto vamos a enfriar el lugar antes, y si como hemos dicho antes hacemos un buen aislamiento podemos consumir un 35% menos de aire acondicionado, debemos mantener los filtros bien limpios para no forzar el funcionamiento, elige aparatos de menor consumo. Si el termostato le regulamos por debajo de 24º el consumo se incrementa alrededor de un 10% por grado que pongamos inferior.

En cuanto a todos los aparatos eléctricos de la vivienda, debemos elegir siempre aparatos de bajo consumo, tenemos que evitar en la medida de lo posible que los aparatos estén en stand by. Se pueden enchufar los aparatos a regletas con corte de energía y así evitar que estén consumiendo luz sin que se estén utilizando.

Electricistas en Madrid: Otros consejos de ahorro

Cambia las bombillas tradicionales por las de bajo consumo o de led, utiliza el lavavajillas y la lavadora cuando estén llenos, y en programas cortos. En cuanto al frigorífico y congelador, intenta abrirlos lo menos posible, el frigorífico no debe estar a menos de 5º y el congelador a menos de 18º, sitúalo en el lugar más fresco posible.

electricistas-madrid-ahorrar-electricidad

Usar el microondas en vez del horno también hace que consumas muchos menos kW. Y en las vitrocerámicas o cocinas de gas, utiliza recipientes que cubran toda la superficie de calor, para que no tenga fugas del mismo.

Esperamos que todos estos consejos le sean de utilidad y así poder seguir disfrutando de comodidades sin tener que renunciar a ellas porque el bolsillo le fuese seriamente dañado.